FAMMA y Fundación 360 para la Autonomía ersonal reclaman la importancia de potenciar la figura del asistente personal

Madrid, 09 de junio de 2022.- La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMA Cocemfe Madrid) y su Fundación 360 para la Autonomía Personal reclaman el desarrollo de la figura del asistente personal para propiciar la interacción de las personas con discapacidad en la sociedad.

Es remarcable que los datos aportados por el IMSERSO a 30 de abril de 2022, muestren que, de un total de 1.592.602 personas beneficiarias de prestaciones de la Ley, solo el 0.54% sean perceptoras de la asistencia personal. Es decir, 8.525 personas en España perciben esta prestación.

En este sentido, situando el foco en la Comunidad de Madrid, de 152.228 personas con resolución de PIA tan solo 84 personas tienen la prestación económica de asistencia personal lo que supone el 0,04% del total de PIA en la región.

En palabras del presidente de la Federación y su Fundación, Javier Font, “Los
recursos se invierten en instituciones y no en el desarrollo de las
posibilidades que tienen las personas con discapacidad a la hora de vivir
de manera independiente. Esto ha llevado al abandono hacia la
dependencia de los familiares, a la institucionalización, al aislamiento y a
la segregación”.

La Federación, junto con su Fundación, remarcan la importancia de aplicar
modelos de gestión residencial distintos a los que hasta el momento se vienen
realizando. De esta manera, se debe abogar por propiciar la actividad de las
personas con discapacidad. Es decir, por una asistencia que propicie la
interacción en la sociedad del colectivo. con especial atención a aquellas
personas que tienen discapacidades severas.

En este contexto, existe un desabastecimiento de este tipo de servicios,
basados en una ley que concede derechos subjetivos a las personas que
necesitan de las ayudas que se establecen en ella, pero que no van en
consonancia con la realidad de esas necesidades.

“En consecuencia, reclamamos la puesta en marcha de más programas
de autonomía personal que bajo la figura de la asistencia personal,
propicien la inclusión y participación real y efectiva de las personas con
discapacidad en la sociedad. Mientras esto no ocurra, no estaremos
haciendo las cosas bien, ni propiciando la inclusión de aquellas personas
que quieren vivir de manera autónoma”, afirma Javier Font.

Sobre la Asistencia Personal
En referencia al concepto de asistencia personal, en el contexto de la observación
general sobre el artículo 19 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, la asistencia personal hace referencia al apoyo humano, dirigido por la persona interesada que se pone a disposición de una persona con discapacidad como un instrumento para poder vivir de manera independiente. Se trata de una relación personal.
Las personas con discapacidad que necesiten asistencia personal pueden escoger libremente el grado de control personal a ejercer sobre la prestación del servicio dependiendo de sus circunstancias y preferencias vita.
Por parte de FAMMA y su fundación se recalca que la financiación de la asistencia personal se ha de producir a partir de criterios personalizados, apoyados en las normas de los derechos humanos para un trabajo digno. Además, debe estar basada en una evaluación de las necesidades individuales y de las circunstancias vitales de cada persona
Es por ello que es fundamental el aplicar modelos de gestión residencial distintos a los que hasta el momento se vienen realizando, así como el empezar a trabajar en la regulación del asistente personal.
Para ambas entidades la variable de autonomía personal ha de permanecer en el ADN de cualquier consejería, de cualquier departamento, de cualquier área o estructura orgánica de la administración, para pasar después al ámbito privado.

Fundación 360 y Fundación Humans firman un convenio para trabajar por la humanización de la asistencia sanitaria a personas con discapacidad

Fundación 360 para la Autonomía Personal ha firmado un convenio de colaboración con el Fundación Humans con el fin de establecer acciones conjuntas dirigidas al desarrollo de la atención sociosanitaria humanizadas a las personas con discapacidad

En la firma asistió Javier Font, presidente de la Fundación y Julio Zarco, presidente de la Fundación Humans.

Durante los últimos años, una nueva y creciente realidad de la atención sanitaria ha adoptado mayor peso. El desarrollo de la medicina, los modelos de gestión sanitaria y la figura del paciente exigen nuevas pautas para la atención sanitaria.

De esta manera, la sanidad se está redirigiendo cada vez más hacia los criterios de Humanización, a través de los espacios y prestación sanitaria para la recuperación del paciente. Esto es hacer más confortables y accesibles las infraestructuras, mejorar los planes de comunicación e información al paciente; así como fomentar la formación de los diversos profesionales en materia de autonomía personal para personas con discapacidad.

El acuerdo alcanzado entre ambas organizaciones tiene como objetivo principal, potenciar la humanización de la asistencia sanitaria a través de un proyecto piloto y programas dirigidos a la calidad y certificación de proyectos de humanización en la red sociosanitaria de atención a personas con discapacidad.

Para ello, se pretende construir espacios de dialogo, formación y sensibilización entre los profesionales y la ciudadanía enfocados la igualdad de acceso al sistema sanitario y la asistencia sociosanitaria humanizada.

En palabras del presidente de la fundación, Javier Font, “firmar este convenio de colaboración simboliza un enorme avance para el colectivo. La atención humanizada consigue que el paciente tome el protagonismo que merece y convierte al profesional sanitario en el mejor acompañante durante su recuperación”.

Con la finalidad de desarrollar la humanización y la no discriminación en la atención sociosanitaria a las personas con discapacidad, gracias a esta colaboración, podrá elaborarse un estudio y análisis de situación sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad en el ámbito de la salud.

Fundación 360 y el Colegio Profesional de la Criminología firman un convenio para la detección del maltrato a personas con discapacidad

(Madrid, 09 de marzo de 2022)- Fundación 360 para la Autonomía Personal ha firmado un convenio de colaboración con el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) con el fin de establecer acciones conjuntas dirigidas al estudio y a la investigación en materia de la intolerancia criminal desde el ámbito de la discapacidad.

En la firma asistió Javier Font, presidente de la fundación; Ana Guzmán, coordinadora; Christian Herrera, responsable del Dpto. Derechos Humanos; la decana del CPCM Carmen Balfagón, el vicedecano Abel González y el secretario general Ramón Chimpirrás.

En ocasiones las personas con discapacidad pueden sufrir un maltrato en silencio por su alto grado de discapacidad, por la acción o inacción, de quienes les asisten. Se trata de iniciar un trabajo de colaboración con el Colegio Profesional de Criminología para analizar y detectar situaciones que eviten situaciones de malos tratos. Como complemento de este trabajo las dos instituciones llevarán a cabo acciones formativas, de sensibilización e información a la sociedad, así como estudios y proyectos en aquellas áreas que se consideren relevantes y necesarias para las dos entidades.

El acuerdo alcanzado entre ambas organizaciones, tiene como objetivo promocionar la formación y asesoramiento en la prevención de los malos tratos, así como potenciar la defensa de los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Con la finalidad de sensibilizar sobre esta situación, gracias a esta colaboración, podrá crearse un documento donde se recoja un protocolo a seguir en la detección y denuncia en caso de maltrato en personas con discapacidad.

En palabras del presidente de la fundación, Javier Font, “desde la fundación queremos afianzar nuestro objetivo de cambiar el paradigma de la atención a las personas con discapacidad. Una de las vías para conseguirlo será a través de este acuerdo que permitirá la constitución de una guía oficial de información para la prevención del maltrato. Este documento podrá ser utilizado como herramienta en la protección de las personas con discapacidad en situación de riesgo”.

Por parte de Carmen Balfagón, decana del CPCM: «El reto de la Criminología es analizar el delito, pero también prevenirlo. Por eso queremos ayudar a perseguir los delitos de odio y discriminación a las personas por cualquier tipo de causa, incluida su discapacidad. Para ello firmamos este convenio, que contempla también la realización de estudios y proyectos de investigación en áreas de interés común; asesoramiento, intercambio de información y cualquier otra actividad que redunde en beneficio de las personas con discapacidad física y orgánica».

Para poner en marcha esta iniciativa, el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid hará un llamamiento a los colegiados/as y precolegiados/as que quieran constituir un Grupo de Trabajo sobre Discapacidad y Mayores que aborde sus problemáticas criminógenas, ha subrayado.